Fabbrica Giocattoli
GIRANDOLE
PRODOTTO INTERAMENTE ITALIANO
     Fabbrica Giocattoli
GIRANDOLE
PRODOTTO INTERAMENTE ITALIANO
     Fabbrica Giocattoli
GIRANDOLE
PRODOTTO INTERAMENTE ITALIANO
     Fabbrica Giocattoli
dal 1953
alla quarta generazione 

La empresa

En la segunda mitad del siglo XIX, algunos comerciantes, llamados “balonari”, comenzaron a partir de Gattorna al principios de verano con maletas llenas de pequeños juguetes para llegar a las grandes capitales y a las grandes ciudades del norte de Europa.

Eran juguetes pobres, hechos en Gattorna di Moconesi durante la temporada de invierno, fabricados con materiales muy simples como cartón, hojalata y paños. Trompetitas, ratones de cartón, bolas de tela llenas de goma con un cordón elástico que funcionaba como un yo-yo, animales de paños y los famosos molinillo de vientos, que entonces eran de papel.

Miliones de niños jugaron con esos pequeños y simples juguetes comprados en las ferias de Hamburgo, París, Estocolomo, Londres, Mónaco y Ámsterdam. Como prueba de aquella época de viajes y sacrificios, para mostrar el arte de esos artesanos, nació en Gatorna el “Pequeño Museo del Juguete”. Desde aquel entonces el molinillo de viento se convirtió en un símbolo del país.

La historia de nuestra empresa comenzó a partir de aquel momento, el 11 de marzo de 1953, cuando Mario Basso adquirió una pequeña empresa artesana que se convirtió en la “Alfredo Ginocchio di Basso Mario” y siguió produciendo esos juegos, ampliando su muestra, adoptando sistemas mas productivos y asumiendo más y más personal.

En el mismo día nació su hijo Carlo Basso, el actual propietario junto con su hermano menor Carlo Basso. En aquel entonces los juguetes empezaron a ser enviados a varios mayoristas y a importadores de juguetes dispersados por toda Europa.

Los contactos con los clientes tenían lugar durante las ferias, los espectáculos y las exposiciones que se celebraban en Milán, París y Nuremberg, donde aun hoy tenemos uno stand de exposición.

En el año 1967 compramos la primera prensa para fabricar los varios componentes de plástico del molinillo de viento que es nuestra especialidad, llegando a ser conocidos en todo el mundo. Por desgracia en el ano 1980 Mario Basso nos dejó, pero la historia de la empresa continuó con la “Giobas”, con la adquisición de grandes espacios nuevos y la contratación de personal adicional.

          

 La fábrica hoy.
En la foto pequeña Emanuelita y Mario BASSO

 Este sitio utiliza cookies técnicas para mejorar su funcionalidad. Continuando el uso está explícitamente aprobado.
Debe ser consciente de esto y saber que puede desactivar el uso.